Viticultura heroica: un patrimonio que se debe tutelar y hacer crecer

UNA VITICULTURA DE NICHO, AÚN CUANDO EXTREMADAMENTE DIFUNDIDA

Dificultad, fatiga, valentía y valor. El alma de la viticultura heroica vive al interno de estas fronteras, emblema simbólico de la compleja relación hombre-naturaleza, hecha de equilibrios delicados capaces de ofrecer grandes recompensas y satisfacciones.
Una viticultura que un tiempo sólo se identificaba con el ambiente de montaña y que posteriormente ha abarcado las islas pequeñas porque presentan análogas dificultades de cultivo, y encuentran su síntesis en el término conocido como "heroica."

CERVIM, (Centro de Investigación, Estudio, Salvaguarda, Coordinación y Valorización de la Viticultura de Montaña, ) es un organismo internacional fundado específicamente para valorar y salvaguardar la viticultura heróica.
Tomando en consideración este objetivo el Comité Técnico Científico ha definido los criterios identificativos de la viticultura representada:
• terreno con más del 30% de declive;
• altitud superior a 500 metros sobre el nivel del mar;
• viñas en terrazas de cultivo o paratas;
• vitícultura de las pequeñas islas.